MENÚ
22 Julio 2019

"ARRASTRAN, BORRAN, ESCRIBEN…, LA CLEVERTOUCH ES SU TABLET GIGANTE"


En Hermanas Hospitalarias Complejo Acamán de Tenerife se imparte a sus usuarios talleres donde se utiliza el monitor interactivo Clevertouch como herramienta de aprendizaje.

Hoy en día las tecnologías de la información y la comunicación se van abriendo paso en los centros educativos y de formación a pasos agigantados. Está demostrado que la atención en el aula aumenta con el uso de las nuevas tecnologías y es éste el mayor reto al que se enfrentan los docentes hoy en día. Es por lo tanto una obviedad que la demanda de nuevos dispositivos en las clases ha aumentado considerablemente. Solamente en el ámbito escolar el Grupo CRI ya ha implantado más de 40 monitores interactivos en centros educativos del todo el archipiélago.

En esta ocasión visitamos el complejo Acamán que es un complejo educativo asistencial y que ha reforzado su transformación tecnológica con la incorporación de tres monitores interactivos Clevertouch de 65’’ y 55’’. Hermanas Hospitalarias Complejo Acamán constituye todo un referente en la atención a personas con diversidad funcional en Canarias. En la actualidad, atiende a 365 usuarios aproximadamente, distribuidos en siete recursos: Colegio de Educación Especial Acamán, Centro de Atención Diurna, Centro Especial de Empleo, Residencia de Trastorno de Conducta y Centro de Atención Diurna de Arona, Unidad de Día de Daño Cerebral Adquirido y Servicio de Promoción a la Autonomía Personal.  

Joanna Expósito, coordinadora del Centro de Atención Diurna de Hermanas Hospitalarias Complejo Acamán, valora muy positivamente la integración de estos monitores en su dispositivo “En el CAD tenemos actualmente 123 usuarios con discapacidad intelectual y nuestro objetivo es trabajar fomentando las potencialidades que los chicos y chicas tienen, para ello esta herramienta nos es muy útil”. Todos los usuarios del dispositivo están agrupados según sus características y habilidades que se quieran fomentar, aplicando diferentes talleres adaptados a sus necesidades. “Actualmente tenemos 40 talleres que se aplican según según sus necesidades. Talleres de cocina, huerto, periódico…, enfocados a abrirse más socialmente”. (Este último párrafo no terminamos de verlo, puesto que se mezclan talleres de diferentes recursos y, en este caso, estamos hablando del CAD)

Dácil De La Guardia, product manager de Clevertouch y responsable de las formaciones, asegura que ha sido una experiencia maravillosa facilitar esta herramienta a los voluntarios de Acaman. “Existen multitud de programas y aplicaciones de Clevertouch creados para facilitar recursos a los profesores de alumnos con discapacidad intelectual y así favorecer el proceso de enseñanza a través de la ramificación.”

Los monitores instalados en sus instalaciones poseen una función de escritura manual instantánea para la que se pueden emplear, o bien lápices o los mismos dedos. Además Clevertouch permite realizar anotaciones en páginas web y documentos así como trabajar con juegos didácticos, videos, música y un gran número de aplicaciones. Su funcionamiento es muy similar al de un smarthphone android en una pantalla de gran formato.

El uso del Clevertouch con alumnos con diversidad funcional presenta numerosas ventajas, entre ellas la de desarrollar la autonomía en el aprendizaje. “Con el monitor lo hacemos ya todo. Al comenzar la clase lo volteamos como si fuera una mesa y comenzamos actividades muy dinámicas para estimular su motricidad. Los chic@s dibujan, trasladan imágenes de un lado a otro de la pantalla y sobre todo… se ha conseguido captar mucho su atención con esta herramienta”, recalca Joana Díaz una de las voluntarias del centro de día. “Antes trabajábamos con ellos en una pizarra normal, ahora usamos la pantalla para todo. Lo interesante es la capacidad de todos los usuarios para hacerse a ella. Los chicos y chicas trabajan sobre el monitor en parejas, en grupos y sin problema señalan, arrastran, borran, escriben…, es su gran juguete, su tablet gigante, y por ende nuestra metodología ha mejorado”.

.